Loading...

VANIDAD DE VANIDADES...TODO ES VANIDAD...

Hay un tiempo señalado para todo,



y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo:



tiempo de nacer, y tiempo de morir;







tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;







tiempo de matar, y tiempo de curar;







tiempo de derribar, y tiempo de edificar;







tiempo de llorar, y tiempo de reír;







tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar;







tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras;







tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo; tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido;



tiempo de guardar, y tiempo de desechar;







tiempo de rasgar, y tiempo de coser;







tiempo de callar, y tiempo de hablar;




tiempo de amar, y tiempo de odiar;







tiempo de guerra, y tiempo de paz.








sábado, 14 de octubre de 2017

EL ESPIRITU PROPIO

iba a explicaroslo
pero ¡qué cojones!

lunes, 18 de septiembre de 2017

LUCIÉRNAGAS SOBRE CEMENTOS DE ENCOFRADO.

El bosque ardió.
El salmón muere ahumado.
El río se hará corriente.


miércoles, 13 de septiembre de 2017

LA FÁBULA DEL HELECHO Y EL BAMBÚ.




Un día decidí darme por vencido… renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.
-¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.
-Mira a tu alrededor, me respondió, ¿ves el helecho y el bambú?
-Sí, respondí.
-Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú.
-En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante y nuevamente, nada creció de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el tercer año, aún nada brotó de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú. Pero no renuncié al bambú.
-En el quinto año un pequeño brote de bambú se asomó en la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante.
-El sexto año, el bambú creció más de 20 metros de altura. Se había pasado cinco años echando raíces para que lo sostuvieran. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir.
-¿Sabías que todo este tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? Le dijo el anciano y continuó…
-El bambú tiene un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos son necesarios y hacen del bosque un lugar hermoso.
-Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida, le dijo el anciano y continuó…
La felicidad te mantiene dulce. Los intentos te mantienen fuerte. Las penas te mantienen humano. Las caídas te mantienen humilde. El éxito te mantiene brillante…
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes… quizá sólo estés echando raíces…




sábado, 9 de septiembre de 2017

LUNA LLENA EN UN CIELO MUTILADO.

Habida cuenta de las circunstancias
he decidido cancelar mis sueños,
pero cierren la puerta por si acaso;
no sea que los despierten cuando vuelvan.

Me quedo con el vaso y la botella
y con las botas desgastadas
Me quedo con las luces y las sombras
de mi propio camino.

Adheridas se vienen la tristeza
y la desilusión ( a mi mirada ) ,
enredadas,la rabia y la esperanza,
( a los hilachos de mi soledad.)


sábado, 8 de julio de 2017

QUIERO MORIRME ANTES QUE ROSENDO . DESPUES NO DEBE DE HABER NADA.


Sé paciente dócil y obediente, 
pasa de la gente y dale pábulo al dueño y señor. 
Es lo conveniente lo fácil y prudente, 
es la ley de la conservación.
 Sé medido desapercibido, 
sé condescendiente con la incuria y la administración. 

Nada te violente ni frio ni caliente, un capullo dentro de un jarrón. 

 Todo el rato impávido y sumiso, 
pagando el pato pico y pala 
y si abres la boquita, ahueca el ala. 

 Te han sorbido el seso, 
ese es el proceso, 
traga y tente tieso.

 Y su amigo absorto y aburrido, 
tiempo de codicia 
hipocresía y de malversación 
buitres y serpientes, 
gusanos complacientes 
y a ti sopas con onda y a chitón 

 Es lo conveniente lo facil y prudente, 
es la ley de la conservacion 

nada te violente ni frio ni caliente, un capullo dentro de un jarron.